Padres

 DISCIPLINA: UNA ENCOMIENDA RESPONSABLE

Conjunto de reglas de comportamiento para mantener el orden y armonía entre los miembros de una Familia o bien dentro de alguna agrupación o colectividad.

La DISCIPLINA reclama nuestra participación en la educación de los hijos. Es TIEMPO EN ORO, no lo debemos posponer, es serio compromiso.

La DISCIPLINA es una observancia, es un regalo que merecen nuestros hijos, son perlas que agigantan su conducta para una real fortaleza moral.

Combina el buen sabio CONSEJO, con una clara ENSEÑANZA, así tus hijos tendrán correcta DISCIPLINA, para que en tu hogar se manifieste la armonía.

Los niños son todo un SER ESPIRITUAL.

La DISCIPLINA corrige, y esta es tu audacia para hacerlo de la mejor forma, para que cobre el efecto que tu deseas, motivado por el gran amor que profesas a tus hijos.

Delante de tus hijos, comenta expresiones de amor permitiendo relaciones de respeto, cordialidad y tolerancia.

La DISCIPLINA se torna en una necesidad de guía para nuestros hijos,.

La DISCIPLINA debe ser constante y diaria, cual fertilizante que nuestros hijos deben recibir.

La DISCIPLINA es ir llenando sus alitas de habilidades y destresas desde la etapa de bebé, para que llegado el momento, todas las instrucciones recibidas sean un vuelo con potentes y seguras herramientas para su actuar en la vida.

La DISCIPLINA tiene enfoques diversos, cuando intervienen los abuelos, los tíos y amigos, ante ello, tener el valor de sentarse sobre la mesa de discusión, para que no interfieran con la responsabilidad de los padres, y que se tornen sus aliados y no rivales. Despójense de sensiblerías.

 

¡La DISCIPLINA, sea tu ESTILO DE VIDA!

¡La DISCIPLINA forjará niños con responsabilidad!

FEPENORO: Siempre con la Familia.