Padres

ESCUELA EN CASA

Mamá y Papá se dijeron a si mismo nuestro hijo Moises aprende mucho en la Escuela, pero este aprendizaje lo vamos hacer crecer. Reforzaremos su conocimiento y nos convertiremos en sus mejores mentores, iremos a la par con lo aprendido en su Escuela.

Dispusieron de un espacio exclusivo cual salón de clases para colocar los diversos materiales didácticos, ahora ya tenían un «Templo a la Educación», y llenos de orgullo decidieron su instalación, cual decreto al servicio de su hijo.

Le enseñan los colores, los números los nombres de los animales, de las flores, de las plantas, ciudades, culturas, ruinas, tipos de carros, comidas, oficios, sistema solar planetario, ríos y montañas, etcétera.

Pero también contaban con diversos juegos de entretenimiento: ajedrez, dominó, memorama, rompecabezas, serpientes y escaleras, juego de la oca, dados, cartas, damas chinas, monopolio, todo ésto, reforzaba los lazos de armonía familiar, consolidando los procesos del conocimiento, de la memoria e incrementando seguridad y autoestima.

Todo aquello que su hijo aprendía les daba gran satisfacción, incrementaba su vocabulario y desde la mesa de trabajo sin pensarlo y a su temprana edad a través de las lecturas recibidas ya había recorrido todo el mundo y el Sistema Solar, al igual que sus padres.

La Escuela en casa, oportunidad permanente de toda Familia.

Aprende mi hijo, aprendemos nosotros.

Educando a nuestro hijo, forjamos su futuro.

FEPENORO: Siempre con la Familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment