Padres

 

COMER BIEN, ES DE DIARIO.

 

Si cocinar aumenta el vínculo familiar, debemos cocinar en familia, a su vez forjamos el trabajo en equipo, orden al hacer las cosas, paciencia y detalles individuales que cada quien aporta al hacer la receta; cada quien elabora su pan y cada pan es distinto en forma y textura, pero lleva el sello del alma de quien lo hizo.   

¡Cocina en familia!

Hoy toca sushi, nos encanta, pero estamos en cuarentena, todo los alimentos son caseros, así que la creatividad y paciencia para hacer estos rollos nos acompañaron en la cocina. Mi hija Olivia y yo le dimos la sorpresa a su hermana y a papá, con mucho cariño elaboramos los rollos y preparamos la mesa.

 

Cuando cocines no sólo hagas comida, agrégale un valor adicional o toque especial, que el condimento especial sea el amor que le das a los que compartirán el banquete en la mesa contigo. Si agregas como ingrediente emociones negativas seguro se te quemará, se pegará al sartén o sabrá mal el resultado, tu hijo lo rechaza y empieza el regaño, déjalo en paz y ponle el amor a tu comida, no lo sustituyas con alimento chatarra, es más, en estas condiciones es el niño que mediante su rechazo, te está diciendo, –“Mamá, cocinar es amor”.       

Cocinar y comer, es rutina diaria –

“Hagámoslo con inventiva y mucho amor !!

Fepenoro; siempre con la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment